Saltar al contenido CASTELLANO - VALENCIÀ

Demandas en viviendas

Los ciudadanos pueden dirigirse a la Concejalía de Salud Pública para solicitar la posible actuación, para la resolución de una situación posible de insalubridad urgente, en cuanto a la actuación en viviendas de convivencia humana, de propiedad privada o administrativa.

El responsable de mantener las condiciones de higiene y salubridad en un espacio privado es el propietario, por lo que el Ayuntamiento actuará en caso de negativa de limpieza (existiendo un estado latente de insalubridad) y entrada al inmueble por parte del denunciado, y sin tener su voluntariedad mediante la firma de este. Con la negativa voluntaria a la entrada a la vivienda y la presentación de la correspondiente documentación para la tramitación de la autorización de entrada, por mandato judicial.

Por ello, los afectados por una situación de este tipo deben dirigirse en primer lugar al propietario de la vivienda para que este arregle la situación. Los técnicos municipales, en colaboración con los profesionales de las concejalías implicadas, y el Cuerpo de Agentes de Policía Local, cuando sea necesario, podrán determinar en caso de no ponerse de acuerdo las partes implicadas, a través de un informe de la situación en el momento de la inspección, (según la valoración que se realice) una resolución para que sean adoptadas las medidas de enmienda necesarias (como: desinfectar el espacio o tirar efectos insalubres).

Si hubieran animales conviviendo, se podrá determinar su decomiso si así se estima conveniente. Todo lo que se ha expuesto de acuerdo con las distintas leyes existentes:

En caso de que la persona que disponga de la vivienda no colabore, se dictará una resolución ordenando la adopción de medidas necesarias para el mantenimiento de la salubridad y solicitando ante el Juzgado correspondiente, la autorización de entrada en el domicilio. Si el juez lo autoriza, el Ayuntamiento buscará los medios posibles para proceder a la limpieza, desinfección o desinsectación y retirada de efectos así como decomiso de animales si existieran. Es habitual contratar estos Servicios a empresas especializadas, reclamando al responsable de la situación insalubre, los costes de actuaciones realizadas y la potencial responsabilidad con el expediente sancionador, si procediere.

Puede observarse la complejidad del proceso, especialmente cuando no hay colaboración de las personas responsables, de la situación de posible insalubridad, enfrentándonos a un proceso de difícil solución ya que de acuerdo al Art. 18.2 Constitución Española, ante esto, la autorización judicial que en alguna ocasión resulta difícil obtener, al entender el estamento judicial que prevalece la privacidad de la persona, alargando aún más la resolución del caso. Hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento no es una empresa de limpieza, por lo que no puede estar actuando continuamente en un caso sin que todas las partes implicadas tomen soluciones.

Como en muchos otros aspectos de la vida, el ideal es el civismo en nuestra sociedad, con la resolución del problema entre los particulares sin la intervención de las autoridades, pues con esta intervención se va alargando aún más la resolución del caso.

A veces estas actuaciones serán de inicio o final de tramitación de expedientes derivados desde otros organismos para completar los mismos.

TRÁMITES: