Saltar al contenido CASTELLANO - VALENCIÀ

Denuncias por mordeduras de animales

EL Ayuntamiento, en calidad de Autoridad Sanitaria, tiene la competencia en el seguimiento administrativo y sanitario de las mordeduras (referente al animal mordido o mordedor), teniendo en cuenta siempre al animal agresor. A tal efecto, las Ordenanzas Municipales sobre la tenencia de animales en el entorno humano destinan el Título VIII a este hecho, indicando el procedimiento a seguir cuando se tenga constancia de una agresión por parte de un animal, sea a una persona o a otro animal.

La actuación municipal se centra en la localización del propietario del animal agresor, quien deberá seguir el protocolo sanitario, establecido por la legislación vigente, aportando los resultados de la observación antirrábica y el resultado del cuestionario de sociabilidad del animal. Por el contrario, no intervendrá en los conflictos particulares derivados de una agresión, independientemente del tipo que sea, es decir, no será parte en una posible demanda de daños y perjuicios ocasionados por la agresión de un animal. Esto, no es contrario a la imposición de sanciones administrativas que se pudieran derivar de una actuación negligente ante la agresión.

Es importante señalar que un perro que ha ocasionado una agresión es considerado potencialmente peligroso, de acuerdo al procedimiento establecido, en ocasiones tras el periodo de observación sanitaria, dadas las características del animal este debe ser sacrificado y esta documentación también deberá aportarse igualmente ante el Departamento de Sanidad.

TRAMITACIÓN

Se pueden distinguir tres formas de abrir un expediente:

  1. Comunicación de la agresión por parte del Centro de Salud Pública:
    • Si se localiza e identifica al propietario del animal agresor, se comprueba su filiación y la propiedad del animal.
    • Se le notifica las obligaciones sanitarias de someter al animal agresor a la observación antirrábica y cuestionario de sociabilidad.
    • El propietario deberá aportar certificados oficiales de los resultados de la observación en el Departamento de Sanidad del Ayuntamiento.
    • Se comunica en el Centro de Salud Pública el resultado de la observación antirrábica.
    • Se determina la pérdida de la condición de animal agresivo si este ha superado el cuestionario de socialización o, en caso contrario, se notifica al propietario la obligatoriedad de tener la Licencia administrativa para la tenencia de un animal potencialmente peligroso, también hay otras opciones como darlo en adopción o si realmente es un animal que puede considerarse un peligro para las personas y otros animales, el Veterinario Habilitado podrá aconsejar la eutanasia, este será en el último extremo.
  2. Comunicación de la Intervención de la Policía Local :
    • Se requiere al propietario/poseedor del animal, el cumplimiento de las obligaciones sanitarias de observación antirrábica y sociabilidad, así como el resto de tramitaciones comunes que debe aportar al Departamento de Sanidad.
    • Si del parte de intervención se deduce que ha incumplido la normativa vigente en materia de animales de compañía, de animales potencialmente peligrosos o de las Ordenanzas Municipales, se incoará expediente según la sanción y ante los hechos que sucedan.
       
  3. Comunicación  por parte de persona agredida o autoridad sanitaria médica o veterinaria:
    • Se requiere al propietario/poseedor del animal, el cumplimiento de las obligaciones sanitarias de observación antirrábica y sociabilidad, así como el resto de tramitaciones comunes que debe aportar al Departamento de Sanidad.
    • Si del parte de intervención se deduce que ha incumplido la normativa vigente en materia de animales de compañía, de animales potencialmente peligrosos o de las Ordenanzas Municipales, se incoará expediente según la sanción y ante los hechos que sucedan.