Noticias

Publicada el día 18/07/2019

Las excavaciones de el Castellar d’Alcoi sacan a la luz el antiguo Al-QūY

 

Por cuarto año consecutivo, a lo largo del mes de julio, se han retomado las excavaciones en el poblado fortificado andalusí de El Castellar d’Alcoi, impulsadas por el Museu Arqueològic Municipal Camilo Visedo Moltó. Los trabajos de este verano se han centrado en la delimitación de la muralla sureste del antiguo Al-Qūy, nombre en árabe del antiguo distrito que corresponde actualmente con la ciudad de Alcoy, así como en la documentación y exhumación de diferentes estancias que se adosan a ésta. Esta actuación arqueológica está autorizada por la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, y ha sido financiada por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Alcoy.

 

Los trabajos están dirigidos por el arqueólogo Germán Pérez Botí, autor de varios estudios sobre este yacimiento y profesor del colegio Carmelitas-La Presentación. El equipo que participa en la campaña de este año está integrado por responsables del Museo; tres arqueólogos, estudiantes de grado y de máster de las universidades de Alicante, Jaén y Complutense de Madrid; así como jóvenes voluntarios y ex alumnos del colegio.

 

El próximo domingo 21 de julio se realizará una visita guiada a El Castellar para todas aquellas personas que quieran conocer de primera mano el proceso de excavación y la historia de este importante yacimiento medieval. La excursión saldrá desde el Collao a las 08:30 horas y no se requiere reserva.

 

Miembros del gobierno municipal han visitado el yacimiento para conocer de primera mano los avances en los trabajos arqueológicos. Durante la visita, la concejal de Patrimonio Histórico, Lorena Zamorano, ha declarado que «dada la importancia patrimonial de este yacimiento con un ejemplo de muralla única en el País Valencià, notablemente conservada y la información que, año trás año, está aportándonos este enclave arqueológico sobre el pasado árabe de nuestra sociedad, pensamos que es necesaria una intervención de consolidación y preservación del BIC, por lo cual, vamos a trabajar en un anteproyecto que no solo permita preservar el bien sino también, dinamizarlo como recurso cultural y turístico de nuestra ciudad».

 

Según la información facilitada, en los trabajos de este verano destaca la exhumación total de la muralla de este poblado fortificado, de unos noventa metros de longitud, construida con mortero de cal y piedra. Adosado a ella se ha constatado tres contrafuertes semicirculares de grandes dimensiones, cuya función era contener la muralla; los distintos departamentos que a ella se adosan en el espacio interior y un aljibe de grandes dimensiones.

 

Respecto a las estancias documentadas, se han hallado muros de mampostería de los que se conservan hasta casi dos metros de alzado en algunos de ellos. En su interior se ha exhumado un ajuar doméstico propio de las comunidades andalusíes que habitaron el poblado fortificado durante finales del siglo X; y sobre todo durante la primera mitad del siglo XI. Según su director nos encontramos ante un yacimiento arqueológico de gran relevancia histórica a nivel provincial, ya que sus estructuras como material permiten conocer el inicio de la presencia andalusí en estas tierras, poco conocido e investigado.

 

En septiembre está previsto el estudio y la restauración de estos hallazgos que pasarán a engrosar los fondos del Museu Arqueològic Municipal Camilo Visedo Moltó de Alcoy.

Los trabajos arqueológicos han estado impulsados por el Museu Arqueològic Municipal Camilo Visedo Moltó y autorizados por la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Conselleria de Cultura