Saltar al contenido CASTELLANO - VALENCIÀ

PRODUCTOS FINANCIEROS

1.-CONSIDERACIONES INICIALES: EL PROBLEMA DE LA FINANCIACIÓN

Las fuentes de financiación las podemos clasificar como fuentes de financiación propia y ajenas.

Las fuentes de financiación propia se caracterizan por no tener un plazo preestablecido para su amortización ya que sus acreedores son los mismos propietarios del empresa.Entre las fuentes de financiación propia podemos nombrar:

Las fuentes de financiación ajenas son aquellas que van a prestarnos dinero y que tendremos que volver a un coste (interés). A estas son las que les vamos a dedicar las páginas siguientes.

La financiación de la pyme española a partir de recursos ajenos supone, de forma conjunta, el 66% de su pasivo y si tenemos en cuenta que las pymes suponen cerca del 95% de nuestro tejido empresarial, la dificultad actual para acceder a financiación provoca un importante parón económico.

En los últimos tiempos la posición de los emprendedores, autónomos y Pymes cuando acuden a un banco se parece más a la del 'pedigüeño de la puerta de la iglesia' que a la de un profesional que ofrece una solución win-win.

El panorama financiero se presenta bastante negro. En gran medida, porque la mayoría de los expertos apunta a que el reajuste financiero exigido a las entidades, en el que tendrán que hacer frente a la deuda exterior y en el que tendrán que afrontar también el incremento de impagados, continuará derivando en falta de crédito por parte de las entidades.

Esta escasez de liquidez que sufre el sistema, eleva la prima de riesgo y obliga a las entidades financieras a establecer estándares más exigentes en la medición de los riesgos

Bancos y cajas de ahorro, afirman que las condiciones de acceso no han cambiado porque siguen valorando los mismos aspectos que antes y que en ningún momento, se ha restringido el crédito a las empresas, que tan sólo se está siendo más prudente y selectivo de acuerdo con las circunstancias actuales del mercado y la evolución de la economía

En cambio la opinión de los colectivos empresariales dista mucho de esa perspectiva: la idea generalizada es que el grifo 'se ha cerrado y que el dinero que el Estado ha inyectado en el mercado a través de los bancos se ha quedado en esas entidades financieras para sanear sus balances y no está llegando realmente a particulares y empresas

Por un lado, es evidente que se han endurecido tremendamente las condiciones de crédito Las exigencias de garantías han pasado del 61% al 71%, y los gastos y comisiones se han incrementado un 76%. También se ha reducido el volumen de financiación ofrecido y el plazo de devolución

Pero el problema no son los créditos que dejan de pedir las empresas, sino los que 'cortan' los bancos. El auténtico drama es cuando se tiene una póliza de crédito y la entidad afirma que no puede renovarla, porque en España se ha financiado mucho la actividad empresarial con ese producto que se iba renovando año tras año, y el empresa ya contaba con que se la iban a renovar automáticamente.

Las empresas que tienen más dificultades ahora mismo para encontrar financiación son aquellos negocios con una actividad convencional, que tienen mucha competencia, que no presentan nada diferente, y que, de alguna manera, han sufrido una fuerte reducción de sus ventas.

En estos momentos, lo que más miran las entidades financieras es que se tenga capacidad de devolver el dinero (solvencia) y esto se demuestra con los flujos de caja que pueda generar la empresa en los próximos años, pero es tan elevada la incertidumbre sobre ejes flujos futuros que son tan duros y restrictivos a la hora de conceder créditos.

2.-LA FINANCIACIÓN BANCARIA. LOS PRODUCTOS TRADICIONALES

2.1.-El préstamo

El préstamo es un contrato por el que la entidad financiera entrega una cantidad de dinero a la empresa para la financiación de una operación de inversión concreta, y ésta por su parte, se compromete al pago de cuotas periódicas que comprenden amortización del capital recibido y pago de los intereses pactados.

La concesión de un préstamo bancario requiere el estudio previo de la operación por la comisión de riesgos de la entidad financiera, y normalmente, la solicitud de garantías que cubran la posibilidad de riesgo de impago por parte del deudor.

¿Qué garantías puede exigir la entidad financiera en la formalización de un préstamo?

¿Qué tipo de interés utiliza la entidad financiera?

¿Qué costes se derivan de una operación de préstamo?

Desventajas de los préstamos:

TIPO DE PRÉSTAMOS

PRÉSTAMO A TIPO VARIABLE. El tipo varía en función de determinados índices al que se suma un diferencial acordado (EURIBOR, Deuda Pública, etc.).

PRÉSTAMO CON GARANTÍA REAL. La garantía será de un bien mediante la constitución de una prenda o hipoteca.

PRÉSTAMO CON GARANTÍA PERSONAL. Suele ser lo normal en los préstamos al consumo. Se garantiza el préstamo con los bienes que tenga el deudor.

PRÉSTAMO CON CARENCIA. Consiste en pagar únicamente intereses en un período determinado y posteriormente capital e intereses

El AVALISTA Y SUS OBLIGACIONES

Las obligaciones que asume el avalador son máximas:

2.2.- La póliza de crédito

CARACTERÍSTICAS

Contrato por el que la entidad financiera pone a disposición de la empresa fondos hasta un límite determinado, articulados en una cuenta corriente. Por su parte, la empresa se compromete al pago periódico de intereses sobre las cantidades dispuestas y la devolución del principal al finalizar el plazo del contrato pactado, plazo inferior a un año. Las entidades financieras pueden asimismo cobrar intereses sobre las cantidades no dispuestas.

Mediante este tipo de cuentas, donde su saldo estará en función de nuestras necesidades de financiación, podemos domiciliar todo tipo de pagos y cobros durante su vigencia, incluso puede llegar a tener saldo positivo que se remuneran a un interés pactado previamente.

Otra de sus principales ventajas es que no hay un límite en el importe máximo de que podemos disponer, sino que este límite vendrá determinado en función de nuestra capacidad de endeudamiento y las necesidades de tesorería. La entidad financiera no nos financiará en el 100% sino que estudiara aspectos de nuestro negocio como período medio de maduración de nuestra actividad, la necesidad global de liquidez para ese periodo ... para determinar hacernos el límite que esta dispuesta a financiarnos.

Son operaciones diseñadas para muy corto plazo, a menudo entre seis meses y un año. Aunque pasado este tiempo pueden renovarse siempre que nuestra situación no hubiera variado respecto de las circunstancias iniciales.

En las pólizas de crédito exigen idénticas garantías que en los préstamos, es decir, pueden ser garantías reales o personales, incluso pueden necesitarse avalistas para llevar a cabo la operación.

Se utiliza un sistema de amortización similar a los préstamos americanos, es decir, el capital se vuelve de una vez el último día de vigencia de la operación, aunque podemos ir devolviendo el importe de la póliza en pagos sucesivos .

Es un instrumento financiero adecuado para financiaciones no vinculadas a una operación de inversión concreta.

Las cuentas de crédito tienen una gran importancia para las empresas y profesionales debido a que pueden coordinar sus flujos de cobros y pagos, evitando de este modo su falta de liquidez puede provocar ciertos problemas en nuestro negocio.

Tanto el descuento comercial, que veremos posteriormente, como la póliza de crédito son dos de los instrumentos que la pyme utiliza para la gestión de su activo circulante cuando de una forma recurrente sus períodos de pago son inferiores a los periodos de cobro, es decir, cuando sistemáticamente hay desfases en la tesorería de la empresa.

Como ya vimos en las 'Consideraciones Generales', su restricción por parte de las entidades financieras afecta de forma muy negativa a la liquidez de la pyme al no poder esta cubrir este desfase habitual que además se agrava en épocas de crisis por retraso o morosidad e incluso impago de sus clientes que se ven afectados por el mismo problema

TIPO DE INTERÉS

Generalmente las operaciones de crédito se efectúan a un interés fijo, aunque pueden existir casos donde se formalizan a tipo variable referido a Euribor.

Cuando analizamos el crédito debemos fijarnos en los tres tipos de interés existentes:

a) Interés deudor, se corresponde con el interés que nos cobrará la entidad financiera por el saldo dispuesto de nuestra cuenta.

b) Interés acreedor, que consecuencia de nuestra operativa en la cuenta, podemos encontrarnos con este tipo de saldo que pueden ir remunerados a un tipo de interés previamente pactado.

c) Interés de excedido, se corresponde con el interés que devenga los saldo que superan el límite de la póliza.

La liquidación de intereses suele ser trimestral efectuándose mediante el método denominado Hamburguer, además tenga en cuenta que al cargar los intereses en la misma cuenta de la póliza de crédito también devengan interés a favor de la entidad.

COSTES: GASTOS Y COMISIONES

En las pólizas de créditos nos cobran dos tipos de gastos:

a) De formalización y apertura:

b) Propios de las operaciones.

COSTE EFECTIVO

En el cálculo del coste efectivo de la póliza de crédito debemos tener en cuenta todas las variable como tipo de interés, frecuencia de liquidación, comisiones ... También debemos tener en cuenta el saldo no dispuesto y ser conscientes de que tener una póliza de crédito ociosa tendrá siempre un coste financiero, por lo que cuando queramos utilizar este instrumento de financiación tendremos que haber analizado suficientemente nuestras previsiones financieras para no cometer errores de sobrefinanciación

DESVENTAJAS DE LOS CRÉDITOS:

La gran ventaja de la cuenta de crédito es su flexibilidad, lo fácil disponer de los fondos.

Los créditos unidos a los préstamos es la operación de financiación de activo más frecuente. Su principal diferencia es, que mientras los préstamos siempre están unidos a una operación de compra o prestación de servicios, en los créditos no hay ninguna vinculación a una finalidad, es decir, son operaciones donde no se financia la adquisición de un determinado bien o servicio, sino que obtenemos dinero para usarse en un determinado sentido.

2.3.- El descuento comercial

Hay varios medios para instrumentalizar el pago de operaciones comerciales con aplazamiento de pago, entre los que adquieren especial importancia la letra de cambio, el cheque y el pagaré.

Los efectos comerciales posibilitan a su tenedor el acceso a financiación a través del descuento de los mismos. En la actualidad, la práctica bancaria ha extendido la posibilidad de descuento en letras de cambio, pagarés, cheques, talones, certificados, contratos, pólizas, recibos tramitados electrónicamente ...

El descuento comercial es un contrato por el que la entidad financiera anticipa a la empresa el importe de los efectos no vencidos recibos de clientes, efectos que reconocen una obligación de pago. La entidad descuenta del importe de los efectos (nominal), los intereses que corresponden por el tiempo que media entre la fecha del anticipo y la fecha de vencimiento de los mismos, así como los gastos y comisiones que se derivan de la operación (descuento).

La entidad financiera gestiona a su vencimiento el cobro de los efectos anticipados, pero no asume el riesgo de impago si finalmente el deudor no paga las mismas, ejerciendo la acción de recobro sobre la empresa.

Se recomienda que los efectos sean domiciliados, ya que en los no domiciliados las tasas de comisión son más elevadas. Las comisiones tienen marcado un importe mínimo por efecto, pero no un máximo, siendo este proporcional al importe. Los efectos deben ir extendidos en papel timbrado y tributar por el Impuesto de actos jurídicos documentados.

Los principales usuarios del descuento son los comerciantes individuales y las sociedades mercantiles, si bien otras entidades aún no siendo mercantiles, pueden descontar sus efectos

El descuento comercial puede instrumentalizar a través de:

A.- Línea de descuento: La entidad financiera, una vez estudiada la empresa y la 'calidad del papel' (comprobación de que efectivamente se trata de operaciones de compraventa reales, y no de letras ficticias, denominadas 'letras balón') y analizado el riesgo comercial del cliente, le permite el descuento de facturas hasta el límite del importe de la línea de descuento concedida. Se producen los siguientes hechos:

B.- Descuento puntual o circunstancial: La entidad financiera estudia el descuento de un efecto comercial de forma individualizada o varios (remesa), sin que se presuponga el descuento de otra u otras remesas futuras. Dado su carácter circunstancial no hay instrumentalizarlo mediante póliza de descuento.

Asimismo, y en función de la forma de liquidación que la entidad aplique, podemos hablar de:

Ventajas del descuento comercial:

Inconvenientes del descuento comercial:

3.-LAS ALTERNATIVAS A LA FINANCIACIÓN BANCARIA TRADICIONAL

Antes de pasar revista a aquellos productos de mayor interés para la operatoria del comercio minorista, cabe destacar cuáles son las características de estos 'nuevos' productos

Son una solución adecuada para la financiación del circulante de un negocio (y que tu fondo de tesorería respire con una cierta tranquilidad).

Están especialmente indicados para las necesidades de financiación concretas que originan los ciclos de la empresa.
Son flexibles, ya que se adaptan a las distintas necesidades, tanto en el importe como en los plazos (que es otra forma de financiarse).

Permiten disponer de una cantidad de dinero, con un límite y un plazo determinado (no son soportes para toda la vida).

Posibilidad de contratar un paquete integral que englobe diferentes productos financieros que ayudan en la actividad diaria.

3.1.- Factoring

Mediante el factoring, la empresa contrata un conjunto de servicios de cobertura de insolvencia, gestión y financiación aplicable a las ventas a crédito (ventas con pago aplazado entre 30 y 270 días) realizadas a sus clientes, convirtiéndo las ventas a corto plazo en ventas al contado, asumiendo el riesgo de insolvencia del titular y encargándose de su contabilización y cobro

Cuando una empresa realiza numerosas ventas a crédito a sus clientes, ha de añadir a su actividad productiva las preocupaciones siguientes:

Gestionar y cobrar las facturas emitidas
Cubrir el riesgo de posibles insolvencias de sus clientes
Atender necesidades de liquidez puntuales, debido al dilatado plazo de pago de sus ventas a crédito.

Mediante el factoring, la empresa contrata un conjunto de servicios de cobertura de insolvencia, gestión y financiación aplicable a las ventas a crédito realizadas a sus clientes, tanto nacionales como extranjeros.

El FACTORING contempla un conjunto de servicios que se basan en la cesión de facturas comerciales de una empresa a la Entidad de Factoring, para que ésta preste uno o más de los siguientes servicios:

Dichos servicios se ofrecen a partir de la 'cesión mercantil' de las facturas a cobrar a una entidad bancaria o entidad de financiación (el 'factor').

El factoring es apto sobre todo para aquellas PYME la situación de las que no les permitiría soportar una línea de crédito.

Componentes de una operación de factoring

TIPO DE FACTORING:

FACTORING SIN ANTICIPO, es la modalidad básica, en la que la empresa de factoring realiza en nombre del cedente la administración, clasificación de su cartera de clientes y la gestión de cobro de las facturas con los mismos.

FACTORING CON ANTICIPO, en la que además de los servicios de la modalidad anterior el cedente puede obtener financiación sobre las facturas cedidas.

FACTORING SIN RECURSO: donde la entidad de factoring no puede reclamar el impago a su cliente, si tal impago es por razones de insolvencia del deudor. Al efectuar un factoring 'sin recurso', la empresa reduce su cuenta de clientes a cobrar, lo que le permite mejorar su solvencia. Además no consume su riesgo bancario al no incrementar su presencia en la CIRBE (Central de Riesgos del Banco de España).

FACTORING CON RECURSO: la entidad de factoring puede reclamar a su empresa cliente los impagados que se hayan producido por cualquier razón.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

Coste elevado. Concretamente el tipo de interés aplicado es mayor que el descuento comercial convencional.
El factor puede no aceptar algunos de los documentos de su cliente.
Quedan excluidas las operaciones relativas a productos perecederos y las de a largo plazo.
El cliente queda sujeto al criterio de la sociedad factor para evaluar el riesgo de los distintos compradores.

3.2.- Confirming

EL FACTORING PROVEEDOR es un producto, conocido habitualmente como "CONFIRMING". El Confirming consiste en mejorar la gestión de pagos de una empresa a sus proveedores, a partir de la subcontratación de la misma. El servicio es ofrecido por entidades financieras y consiste en gestionar los pagos de una empresa a sus proveedores nacionales, ofreciéndole a éstos la posibilidad de cobrar las facturas con anterioridad a la fecha de vencimiento.

Es una fuente de financiación para la empresa (aplazando el pago de las deudas) como para los proveedores (anticipando el cobro de las mismas).

Aparecen tres actores:

La denominación "Sin recurso" indica que, en el momento de producirse la adquisición, el "Proveedor" emisor de las facturas queda liberado de cualquier eventualidad, asumiendo la entidad financiera todo el riesgo de la operación y pudiendo, en caso de impago, entablar solo procedimiento contra el Cliente deudor y, en su caso, los garantes de la operación.

CARACTERÍSTICAS / FUNCIONAMIENTO

a) Recepción de compromisos de pago

La empresa pagadora ordena irrevocablemente, a la Entidad financiera, el pago a cargo de deudas o facturas a que ha dado su conformidad, a favor de unos determinados proveedores y con fechas de vencimiento concretas.

b) Comunicación a proveedores

La Entidad financiera remitente cartas a los proveedores incluidos en el soporte, avisando de ser la Entidad, encargada del pago de las facturas a sus respectivos vencimientos. En la misma comunicación, la Entidad financiera, oferta la compra "Sin recurso" (dicho de otro modo, la entidad financiera ofrece anticipar el cobro) a dichas proveedoras de sus facturas, antes de la fecha de vencimiento del pago , en unas condiciones determinadas, generalmente con un diferencial ya pactado con el CLIENTE sobre el MIBOR vigente en cada momento según los días que quedan para cada vencimiento.

c) Respuesta de los Proveedores

Case de aceptación por el proveedor, con la antelación requerida, se realizara la operación, abonándose el importe neto mediante transferencia.

Caso de no optar por el anticipo, el abono por el nominal se producirá en la fecha de vencimiento de cada factura.

d) Información a Cliente

La Entidad financiera informa periódicamente la empresa CLIENTE, de las compras "Sin recurso" (Anticipos) que haya efectuado y los proveedores con los que se han formalizado tales operaciones.

e) Vencimiento de las facturas y abono de compensaciones

Al vencimiento correspondiente, la Entidad financiera carga en la cuenta de la empresa el importe nominal de todas las facturas que se le ha ordenado pagar en su día.

Al mismo tiempo, la Entidad financiera, en su caso, abonará en la cuenta de la empresa el importe correspondiente al porcentaje, si así se ha negociado entre ambos, de los márgenes y / o comisiones aplicados en las compras de facturas "Sin recurso" (Anticipos) que se hayan efectuado los proveedores.

VENTAJAS PARA LOS PROVEEDORES (si solicitan anticipo):

VENTAJAS PARA LA EMPRESA

Como INCONVENIENTE, hay que tener en cuenta que, por las características del producto, se suele adoptar un criterio selectivo a la hora de su comercialización, ofreciéndolo habitualmente a empresas de una envergadura suficiente que permita a la Entidad Financiera rentabilizar el trabajo administrativo que conlleva

3.3.- Renting

Contrato por el que la empresa de renting se obliga a poner a disposición del cliente un activo en régimen de arrendamiento y por un plazo de tiempo determinado. Por su parte, el cliente se obliga al pago de una renta periódica, renta que incluye el uso del bien, así como los gastos de mantenimiento y seguro que cubra posibles siniestros al mismo.

El renting es por tanto una fórmula que combina financiación con contratación de servicios.

Se aconseja su utilización para acceder a equipos informáticos de última generación, así como equipos de transporte, elementos caracterizados por su rápida obsolescencia.

FUNCIONAMIENTO:

a) El solicitante selecciona un activo (maquinaria, instalación, etc.) que precisa para su funcionamiento.

b) La empresa de renting adquiere el bien seleccionado al proveedor y contrata tanto el mantenimiento como el seguro del mismo. En esta situación lo pone a disposición del solicitante mediante la firma de un contrato de renting.

c) El solicitante se compromete a abonar a la empresa de renting cuotas periódicas de alquiler pactadas en el contrato durante el plazo de tiempo definido en el mismo.

VENTAJAS:

Permite acceder activos sin necesidad de realizar desembolso inicial ni aplicar recursos financieros a la operación.

Mejora liquidez empresa.
Evita la obsolescencia de los bienes. Permite una mejor adaptación a la evolución tecnológica de los equipos existentes en el mercado, o en la evolución de la propia empresa
Las cuotas de alquiler abonadas son fiscalmente deducibles en el IS en su totalidad.
Los bienes en régimen de renting no se incorporan al balance de la empresa, ni como inmovilizado ni como pasivo, por lo que no implica inmovilización de recursos ni modifica la situación de endeudamiento de la misma.
Trámites contables sencillos.
Evita cualquier controversia sobre la amortización del equipo ya que no es propiedad del arrendatario

DESVENTAJAS:

No hay opción de compra a favor del arrendatario al finalizar el contrato de arrendamiento.

3.4.-Leasing

Contrato de arrendamiento financiero con opción de compra de un bien mueble o inmueble. La operación de leasing es más propiamente una operación de compraventa con pago aplazado, que un alquiler.

En ella intervienen las figuras siguientes:

El funcionamiento de una operación de leasing es el siguiente:

Una vez vencido el plazo del arrendamiento el solicitante puede optar entre las siguientes opciones:

Se aconseja su utilización para la financiación tanto de activos mobiliarios -maquinaria, vehículos, equipos proceso información, etc.-, como de activos inmobiliarios.

Podemos señalar los siguientes tipos de operaciones de leasing:

FINANCIERO: La sociedad de leasing se compromete a entregar el bien, pero no a su mantenimiento o reparación, y el cliente queda obligado a pagar el importe del alquiler durante toda la vida del contrato sin poder rescindirlo unilateralmente. Al final del mismo, el cliente podrá o no ejercitar la opción de compra.
OPERATIVO: Es el arrendamiento de un bien durante un período, que puede ser revocable por el arrendatario en cualquier momento, previo aviso. Su función principal es la de facilitar el uso del bien arrendado a base de proporcionar mantenimiento y de reponerlo a medida que surjan modelos tecnológicamente más avanzados

VENTAJAS:

3.5.-Lease-Back y rent-back

Operación consistente en que el bien a arrendar es propiedad de la empresa que lo vende a la entidad de leasing o renting para que esta de nuevo se lo ceda en arrendamiento.

Ambos fórmulas consisten en transferir la propiedad de los bienes titularidad de la empresa a una entidad financiera, recibir el importe que se pacto por dicha transferencia de titularidad, garantizarnos su uso por medio de un contrato de leasing o renting y pagar las correspondientes cuotas mensuales por el uso de los bienes.

Las diferencia principal entre ambos contratos consiste en la opción de compra.En el caso de los leasing se permite ejercitar la opción de compra, y para el caso de los rentings sólo se realiza alquiler, con lo cual la levadura-backs se utilizan para equipos tecnológicos y vehículos, con valores residuales bajos o tendentes a cero y el lease-back se utiliza en inversiones inmobiliarias dentro de la empresa como pueden ser naves industriales u oficinas, dado que al priori se presupone revalorización de los activos.

VENTAJAS:

DESVENTAJAS:

Adquirimos unos compromisos de pago mensuales a largo plazo que hay que cumplir: si no mejoramos la tesorería de la empresa con estos financiaciones consiguiendo un fondo de maniobra positiva, al final nos encontraremos en una situación peor que la inicial dado que no dispondremos de la activo, tendremos obligaciones de pago adicionales y no tendremos la liquidez suficiente.